Esta web utiliza cookies de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios.
Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Cerrar

Los historiadores por desgracia no se centran en pequeñas poblaciones como la nuestra, por ello hemos basado este documento en el libro: "Fisiografía e Historia de El Barco de Ávila", de D. Nicolás de la Fuente Arrimadas.

La primera noticia que hay de nuestra existencia es la de los Vetones (165 A.C.). Vetonia era una región que comprendía casi toda la provincia de Salamanca, la mayor parte de la de Ávila y Zamora, un tercio de la de Cáceres y la mitad de la de Toledo. Comprendía tres clases de gentes, los vetones del Tormes, capital Salmántica (Salamanca), los vetones del Tajo, su capital, Cappara y los del Anas, capital Lancia Opidana (Castillejo de la Orden), que fue la capital de toda la Vetonia. La comarca estaba dividida en 54 anejos, aldeas o clanes, que se agrupaban dentro del Castro del Barco en cuatro Cuartos o Sesmos:
- Cuarto de Aravalle.
- Cuarto de San Bartolomé o del Tormal.
- Cuarto de San Pedro o Caballeruelos.
- Cuarto de Santa Lucía.
Augusto dividió la Península en 3 provincias el 13 de enero del 27: Tarraconense, Baética y Luxitania, a la pertenecimos. La posterior reforma de Constantino en cinco provincias, no alteró los límites de la nuestra. La Capital de nuestra provincia desde Augusto fue Emérita (Mérida) fundada en 409.
Al entrar los Bárbaros en España, tocó Luxitania a los Alanos.
Los Godos en nombre de Roma expulsaron a los Alanos en 419.
Entre 429 y 456, nos gobernaron los Suevos hasta que de nuevo en nombre de Roma los echó Teuderico.
Con intermitencias de invasiones suevas y visigodas, en 585, Leovigildo consiguió dominar toda España, situando la capital en Toledo. Nuestros pueblos continuaron dependiendo de Mérida.
Los Árabes dividieron España en dos provincias, Citerior y Ulterior, perteneciendo a ésta.
Después fuimos agregados al reino árabe de Toledo, hasta que constituido el Califato de Córdoba, formamos parte de él.
A principios del Siglo X, Alfonso III divide sus estados, tomando el reinado de León, García, Ramiro de Asturias y Ordoño de Galicia. Años después su nieto Ramiro II (925-951) persigue a los árabes por toda la cuenca del Tormes destrozándolos por fin en la Vega del Escobar, empujando los ejercitos hasta la línea del Tajo. Durante la batalla, asegura la tradición que Ramir, como le llamaban los árabes, estableció su camapamento en la zona, en Casas del Rey. Hustias (Justias) fue el lugar dónde se celebraron las victorias. Conquistada Toledo en 1085, fuimos incluidos en el Reino de Castilla, en algunos momentos en el de León.
Alfonso VI fundó para su hija, Doña Urraca, el Señorío de Valdecorneja, con cuatro Villas, Barco, Piedrafita (Piedrahíta), Forcajada (La Horcajada) y Almirón (El Mirón).
José Napoleón en 1809 creó Prefecturas. Águeda, (cabeza de Prefectura, Ciudad Rodrigo), con dos subprefecturas, Navarredonda y Béjar, perteneciendo a ésta última.
En 1822 se dividió España en 52 provincias, y se suprimió la de Ávila, restableciéndose en 1833 las actuales 49. Al hacerse ésta división, pueblos de la provincia de Salamanca pasaron a la de Ávila.
Ayuntamiento de Gil García © 2021| Política de Privacidad y Aviso Legal | Protección de Datos
"-->